Los Zoologicos

Los Zoológicos

monkeys.gif (43164 bytes)

A través del hueco que las ramas de los arbustos han dejado abierto detrás de la valla metálica,queda al descubierto para el paseante observador una parte de los jardines,a pocos metros una jaula,vieja y evidentemente descuidada,alberga una figura gris,casi inmóvil y solitaria,es un lobo.Tumbado sobre el frío suelo de la celda,ya no parece ni siquiera esperar,tan sólo fija su mirada absorta en el espacio,una mirada de doloroso abandono,la de quien parece haber dejado de desear la vida.
Esta imagen,absolutamente verídica,no es más que la cola visible del enorme,aunque bien ocultado,trauma que los zoos suponen para los animales.Es el último capítulo de una historia que a menudo acaba en tragedia antes de llegar al acto final.Porque esta historia no comienza aquí,sino muy lejos de la ignorancia y el cruel egoísmo que permiten que la situación se mantenga.
Estos animales son obtenidos mediante capturas ilegales,de las cuales se pagan mucho dinero,una vez capturado el animal sufre una experiencia muy dura,que se ve de repente solo,separado de los demás miembros de su grupo,acosado e indefenso.El viaje hacia su destino será largo y penoso,encerrado en un espacio en el que apenas logra moverse,rodeado de barrotes,constantemente habrá de soportar movimientos bruscos,cambios extremos de temperatura,magulladuras y heridas.hambre y sed,por no hablar de que caiga enfermo,en cuyo caso el agónico viaje podría llegar incluso a cobrarse la vida de un ser,que impotente,ve cómo se ignoran sus más mínimas necesidades,más que cómo un objeto que puede reportar alguna ganancia económica a sus captores,En estas condiciones,no resulta extraño que un porcentaje elevado de los animales destinados a venderse a zoos no lleguen jamás al final del trayecto.
Aún así,los beneficios que genera la captura de animales(a menudo en vias de extinción)tanto para quienes la llevan a cabo,como para quienes explotan la exhibición de aquellos en los zoos,siguen siendo cuantiosos,Dinero a cambio de sufrimiento,de ahí que lo que fue ideado para ofrecer una visión de la fauna de nuestro planeta(la creación de la "Casa de Fieras" de Madrid,1770),se ha convertido en la actualidad en un sucio negocio,financiado con capital privado,y que responde obviamente a intereses privados,el precio de las entradas dista mucho de ser simbólico.
La existencia de los zoos siempre es justificada por el valor cultural y la labor educativa que se le otorgan,además de la afirmación de que posibilita la reproducción y supervivencia de especies en peligro de extinción.sin embargo,y como veremos se trata de argumentos que carecen de una base sólida,y que son fácilmente refutados por un análisis honesto de la realidad.
La captura de especies en peligro de extinción expone a estas ya de por si a un riesgo considerable,al arrancarles de su hábitat original y someterlos a duras condiciones de traslado.En caso que logren sobrevivir,deberán adaptarse a un nuevo entorno que les es totalmente desconocido,lo cual las somete a una presión tanto física como psicológica.Estos factores desencadenan una serie de trastornos en el comportamiento del animal,tales como irritabilidad y agresividad hacia miembros de su propia especie,depresión,neurosis,conductas compulsivas y autolesivas,desarrollo de una hipersexualidad manifiesta,a ello hay que añadir posibles dolencias psicosomáticas,entre las que son comunes las úlceras y la obesidad;estos factores van a afectar de forma determinante a los procesos de reproducción del animal,así como su esperanza de vida.
Resulta extremadamente difícil conseguir la reproducción de animales en cautividad,normalmente los investigadores que desarrollan su trabajo en zoos emplean técnicas de fertilización artificial,no siempre con éxito.
Los animales enjaulados se convierten en débiles representantes de su especie,débiles no sólo por su escaso carácter representativo,ya que al perder contacto con su auténtico medio dejan de ser animales "naturales",sino porque la suciedad,la falta de cuidados y los mínimos espacios en donde se ven inmersos,los debilitan físicamente hasta el extremo de causarles la muerte.Débiles,además,porque sólo pueden ser espectadores impotentes de su propia miseria,enclaustrados en un mundo artificial en el que el hombre ha llegado a creerse el amo....,sí,ciertamente es dueño y señor de su propia mentira.Pobre monito degenerado.
Según Jean Claude Nouet,profesor en la facultad de Medicina Pitié Salpétrièr,y como médico especialista en histología,embriología y citogenética,"en la naturaleza,es decir en las poblaciones de animales,se produce por una parte una emulación entre los individuos,que favorablemente a los que son portadores de los mejores genes y por otra parte,una vasta mezcla de la totalidad de genes,llamada panmixia,dirigida completamente por el azar,la unión de las dos mantiene la fijeza genética que caracteriza a la especie,con pocas variantes.En una población con un efectivo reducido,resulta todo lo contrario,escoger pareja es muy limitado,incluso inexistente.La mezcla genética se ve muy reducida y se produce un circuito cerrado,a esto se le llama endomixia,la cual no puede mantener la constancia genética.Las variaciones no están amortiguadas por una mezcla general,se amplifican de manera que los caracteres se multiplican y en cambio otros desaparecen,la especie pierde su fijeza y se modifica bajo el efecto de una derivación genética ineluctable.Reducir el número de individuos es anticipar el patrimonio genético de la especie,ya hay que constatar que los zoos poseen las condiciones ideales de una endomixia,es decir,una degeneración genética que tiene como consecuencia,y a corto plazo,una verdadera modificación de la especie.Rechazo de los zoos el derecho de reclamar la conservación de las especies":
En cuanto a la reintroducción de animales en la naturaleza,no deja de ser otro grave error,puesto que se trata de animales que han aprendido conductas contrarias a sus instintos naturales,y que al encontrarse en su entorno originario van a reproducir con dramáticas consecuencias,no son animales con un instinto grupal desarrollado,ni tampoco saben cómo sobrevivir por sí mismos.
Si lo que se pretende es favorecer su reproducción y bienestar,sería mucho más efectivo evitar su caza,así como la destrucción de sus entornos naturales,mediante medidas drásticas que incidan sobre los grandes capitales implicados.Es necesario defender al resto de los animales del animal humano,cuidar sus espacios vitales para que puedan vivir libres en el sentido más amplio de la palabra;crear reservas donde poder exhibir muestras grotescas de algo tan bello como es la naturaleza no es más que contribuir más aún a su destrucción,asumiendo que es propiedad nuestra,algo que podemos manipular a nuestro capricho.Los zoo-ilógicos no son parte de la solución,son parte del problema.
En cuanto a la supuesta labor educativa desempeñada por los zoos,hay que estar totalmente de acuerdo con su afirmación de que :"la mejor lección de zoología se aprende en la observación de las diversas especies de animales,encuadradas en un bello marco de jardinería",no hay que olvidar que el animal que es exhibido en estos parques no es el mismo que ayer disfrutaba de libertad para vivir según sus instintos,en armonía con su medio natural,su aislamiento y privación de aquellas necesidades consideradas secundarias,cuando son consideradas,lo convierten en criatura enferma,cuyas costumbres,forma de vida y comportamiento son una aberración de su auténtica naturaleza. Es por ello que la imagen de la fauna que nos brinda el zoo no deja de ser una visión falseada y degradante que dista mucho de prestar servicio alguno a la educación de nuestros hijos,pues se limita a deformar cruelmente la realidad.
Hoy en día contamos con alternativas(documentales,libros,revistas,etc.)que nos permiten acercarnos a estas especies y conocerlas de forma mucho más auténtica y desde luego evitándoles un sufrimiento innecesario,que obedece solo a nuestro afán de dominación y posesión de lo que nos rodea,en un intento para superar el miedo que nos produce nuestra propia debilidad.
De los 27 zoos existentes en España,tan solo 3(Barcelona,Madrid y Jerez) cuentan con la condiciones mínimas para poder proporcionar a los animales un entorno soportable,los otros tendrían que cerrar de inmediato ya que ni cumplen con las condiciones mínimas,siendo el peor el de Almendralejo(Badajoz),incluso se pueden comprar pieles de diferentes animales,una autentica vergüenza,resulta indignante darse cuenta de que las autoridades responsables de controlar estas irregularidades no hayan movido un solo dedo ni tan siquiera para recabar información al respecto.
Sólo nos quedan dos opciones,cargarnos de fe,y aguantar(postura cómoda donde las haya,y que permite liberarnos de la carga que supone de ser conscientes de nuestra propia responsabilidad en el asunto),o bien asumir que el cambio es necesario,pero un cambio radical,y no una capa de pintura nueva,y por eso somos nosotros-as quienes debemos tomar la iniciativa de concienciar y reivindicar,nosotros-as tenemos voz,debemos usarla por aquellos que no la tienen,la postura es clara,debemos de exigir la desaparición de los zoos,por el daño que suponen para los animales y como manifestación del abuso humano de la naturaleza con fines exclusivamente lucrativos.