El Maltrato Al Caballo

EL MALTRATO AL CABALLO



Por Matias Bentolila A.R.I.C.P certified instructor (USA)

Según me contaba una amiga residente en los Estados Unidos, cobro mucha trascendencia y causo no menos indignación en el ambiente ecuestre de aquel pais, el caso del jinete George Lindemann jr. Que electrocuto un caballo para cobrar el seguro.

Felizmente en nuestro país no esta tan difundido el seguro de equinos, pues sin duda ello daría pié a mas de una “viveza criolla” que superarían la inecrupulosidad del siniestro del equitador yankee. Quienes por razones deportivas o profesionales frecuentamos los diferentes ámbitos donde se desarrolla la actividad , no necesitamos agudizar demasiado la vista para detectar mas de una crueldad a la que algunos jinetes someten a sus caballos.

La practica del “caneado” en los entrenamientos de salto, utilizando elementos que por llamarlos de alguna manera denominaríamos agresivos, pasa por la colocación de alambres, alambres de puas, revestimiento de obstáculos con bandas elásticas con púas del mismo material, fustas o látigos con descarga eléctrica (picanas), lastimaduras practicadas adrede en coronas y nudos de los miembros del animal- mas de una vez cubiertas con protectores o vendas embebidas en trementina o alguna sustancia irritante- castigo impidaso con fustas o varas en manos y patas antes de las pruebas, etc., etc.
Para algunos, la performance es un “vale todo”!
Aquellos que somos “caballistas” por sobre todo. En otras palabras, que entendemos que el caballo es un ser viviente que pone en a nuestra merced su destino, ya sea para ser nuestro compañero en el deporte o en el trabajo, que en el primeros de los casos, es algo mas que un objeto inanimado como una raqueta o una pelota, en el segundocaso, algo mas que el engranaje de una maquina productiva, que depende exclusivamente de nosotros para la salud, alimentación y confort, que merece nuestro afecto o cariño, nuestro cuidado y nuestra consideración: no podemos menos que indignarnos con tan aberrantes actitudes.
Pero no es solo en salto donde ellas son verificables. Quien no ha presenciado o por lo menos visto por televisión o en el cine alguna jineteada en la que afuerza de espuelas monstruosas y talero o rebenque se induce a un “reservado”(aunque no quiera) a dar algunos corcovos? Quien no sabe, aunque sea por comentarios, de la serretas (pieza metálica o mediacana con dientes aguzados que se coloca sobre la nariz de los caballos) utilizada en la doma española para someter al caballo?
Y en el adiestramiento o Dressage, siempre es evitado el castigo a los equinos?.

Normalmente, lograr que un caballo se ponga en la rienda o tenga su cabeza en la vertical es el producto de un entrenamiento metódico y de largas horas de trabajo en un circular y/o en el picadero. Sin embargo, hay quienes piensan que esos resultados pueden obtenerse con otros medios que exceden malamente el uso de los diferentes tipos de riendas auxiliares.

No es raro ver en los últimos tiempos a jinetes que procuran bajar la cabeza de sus montados aplicando medios mas que creativos, inscriptos en lo inhumano. Me refiero particularmente al uso de una cuerda fina de nylon (un poco mas gruesa de la de pescar) que pasa por sobre el hocico del animal y es tomada o anudada a ambos lados de la montura o de la cincha, para doblegarlo so pena de dolorosas lastimaduras en su cara.

Ello sumado a la practica de tener al caballo en su box con las riendas de atar cenidas por largas horas para acostumbrarlo a curvar su caballo y otros métodos no menos agresivos, son conductas deberían desterrarse del trato con nuestro amigo dd cuatro patas, Es algo que no debe darse cmo ejemplo ni como enseñanza a los jóvenes generaciones de jinetes. Es sencillamente repugnante
Continuar la Nota

Volver a la Página Principal
1