La UE obliga a reformar los zoológicos para mejorar la vida de los animales

 

La UE obliga a reformar los zoológicos para mejorar la vida de los animales

                      JULEN REKONDO. /DV. SAN SEBASTIAN (6-8-2000)

                     

Todos los zoológicos de la Unión Europea (UE) deberán ajustarse antes de abril del 2002 a una directiva comunitaria que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre y que permitirá a las autoridades comunitarias cerrar aquellos parques que no guarden las condiciones de salubridad para los animales que albergan y que no inviertan en programas de conservación de especies. La directiva pretende acabar con el viejo concepto de zoo, visto como simple almacén de fieras y que se limita sólo a la faceta lúdica.

Según la asociación conservacionista Adena/WWF, la mayoría de los zoos españoles no cumple en la actualidad con los requisitos establecidos por la nueva normativa aprobada en marzo pasado.

La Unión Europea acordó esta directiva para el mantenimiento de especies salvajes en los zoos con el fin de mejorar las condiciones de vida de los animales y convertir a estos centros en reservorios genéticos de la biodiversidad, en arcas de Noé donde extremar los esfuerzos para salvar de la extinción a aquellas especies que en estado natural se encuentran en peligro. Los Quince deberán adoptar las disposiciones legales necesarias para ajustarse a la nueva normativa.

La directiva europea considera parques zoológicos los establecimientos permanentes en donde se mantengan animales vivos de especies silvestres para su exposición al público, durante siete o más días al año con excepción de los circos, las tiendas de animales y otros locales que no muestren un número significativo de animales o especies al público.

                     

Facilitar la repoblación

La norma señala que todos los parques de animales tendrán que participar en investigaciones que favorezcan la conservación de las especies y, cuando sea necesario, facilitar la repoblación o reintroducción de los animales en el medio silvestre. Además, deberán fomentar la educación y la toma de conciencia por el público en lo que respecta a la conservación de la biodiversidad. Desde la entrada en vigor de la normativa, cada parque zoológico deberá contar con una autorización para continuar con sus actividades en un plazo de cuatro años y, en el caso de los de nueva creación, antes de su apertura al
público.

La UE permitirá cerrar aquellos parques zoológicos que no cuenten con un permiso o que no cumplan las condiciones de autorización. En caso de cierre de un parque, la autoridad competente garantizará que los animales sean tratados o trasladados con garantías de seguridad a otros centros.

En España, el Ministerio de Medio Ambiente ha iniciado ya una ronda de reuniones con sociedades protectoras de animales, asociaciones ecologistas y directores de los zoológicos con el fin de adoptar decisiones consensuadas que recojan el espíritu de la directiva europea.

Más de cuarenta parques

Se calcula que en nuestro país existen más de 40 parques, de los cuales 18 centros, los más importantes, forman parte de la Asociación Española de Zoológicos y Acuarios, y recibieron el pasado año la visita de ocho millones de personas.

Para la asociación ecologista Adena/WWF, sólo una minoría de los zoos españoles se acerca a las funciones de educación, investigación y alojamiento de los animales. Según su portavoz, Miguel Angel Valladares, en el 73% de los zoológicos españoles no existen programas de educación ambiental, la mitad de las instalaciones carece de un veterinario permanente, y en un 69% de los casos no existe un biólogo conservador.